Página 10 de 10 PrimerPrimer ... 8910
Resultados 91 al 93 de 93

Tema: Lésbicos

  1. #91
    New member
    Fecha de ingreso
    Jun 2018
    Mensajes
    1

    Por fin! Nuria+Natalia!

    Buenas tardes,

    Ante la pena por no haber podido hoy acudir a mi segunda cita y segundo lésbico, la última reunión se demoró y fue imposible llegar a tiempo. He decidido recordar mi primera cita antes del verano, allá por Julio.

    Lo primero, decir por fin, si, por fin un lugar donde el trato es impecable desde el primer email hasta que llegues a la casa y sientes la cercanÃ*a y amabilidad de las chicas. Todo es sencillo, discreto y cuidado. Para mÃ* algo esencial y que después de varias malas experiencias y leyendo vuestros mensajes me animé a vivir. Y por fin, porque conseguÃ* hacer realidad un momento soñado que pensé que jamás podrÃ*a vivir, un trio lésbico.

    Nuria y Natalia espectaculares, desde el primer comentario que me llevó a calmar esos primeros nervios, hasta la naturalidad en todo momento, me sentÃ* taaaan a gusto que sé que nunca lo olvidaré y confÃ*o repetir, no soy adicto a nada, o no lo era hasta ahora.

    En la ducha empezamos a besarnos, primero Nuria, luego Natalia, luego los tres. Mientras nuestras manos se cruzaban y empezábamos a ser conscientes de nuestros cuerpos. Salimos de la ducha y se secaron, yo después y al levantar la cabeza ya estaban ellas en la cama besándose, me quedé mirando, siendo consciente del momento y disfrutando de aquella vista, nunca lo olvidaré. Natalia se tumbó, Nuria le empezó a lamer el sexo y yo la besaba hasta que subÃ* y empezó a comerme el mÃ*o. Luego bajé y le pregunté a Nuria si la podÃ*a acompañar y ambos nos besamos y lamimos con intensidad el sexo de Natalia, trabajo en equipo! Me acerqué y nos besamos para después ellas pasar a turnarse y unirse en una mamada increÃ*ble. Me invitaron a tumbarme, Nuria siguió con la mamada y Natalia empezó a besarme los pezones, la miré y le dije que deseaba sentir su sexo en mi boca, sonrió y subió. Por fin tenÃ*a a Nuria en mi sexo y mi boca en el sexo de Natalia. Tuve que hacer grandes esfuerzos para no sucumbir ante Nuria, que maravilla. Se intercambiaron y Natalia después de chuparmela un poco me puso el condon, ahora tenÃ*a a Natalia cabalgando sobre mi y a Nuria con su sexo en mi boca, moviéndose sin parar ambas, menuda energÃ*a tienen. Estaba a punto de irme pero me querÃ*a follar a Nuria también, en eso cambiamos de postura y Nuria me pidió que se la metiera bien adentro mientras ella le comÃ*a el sexo a Natalia y Natalia y yo nos mirábamos, le di, le di muy fuerte y profundo, todo lo que pude hasta que mi mirada se perdió y me fui! SentÃ* algo de vergüenza/timidez, pero se me pasó al momento. Me limpié y ellas se quedaron tumbadas donde pasamos a un momento de conversación, risas, y miradas que junto varias tandas de besos y caricias dieron por finalizada mi primera (ojalá que no última) sesión lésbica con las vecinitas.

    Nos vestimos y bajamos, nos dimos varios besos de despedida y salÃ* de allÃ* diciendo por fin, por fin un lugar donde todo es como habÃ*a soñado.

    Gracias! Siento hoy haberos dado plantón Sara y Blanca, confÃ*o en breve podamos disfrutar los tres juntos!

  2. #92
    Member Avatar de Axel
    Fecha de ingreso
    Sep 2015
    Mensajes
    41

    Paula y Lídia (primera semana de junio)

    Tenía planificado un gran banquete con Adriana (Cristina), Laura, Lidia y Paula para la primera semana de Junio, de hecho el día que iba a tener una sesión de lésbico con Laura y Cristina fue el mismo día que dejaron de trabajar en el chalet de la felicidad, vaya putada, porque me enteré 3 horas antes, pero así es esto sabemos que en cualquier momento las vecinitax se piran. Hubiera sido una experiencia genial ese lésbico y la sesión con las 4, pues hubiera marcado un hito en la historia del chalet. No pudo ser y decidí “despedirme” de Lidia y Paula (llámenlo 6to sentido pero algo me decía que era una despedida y así fue).
    Pues nada, en el pasado tuvimos muchas sesiones de lésbico con Paula y Lidia, incluso algún viernes estuvimos poco más de horas brindando con un Gin Tanqueray (que no es de mi predilección pero que la molaba a una de ellas). Ese día recordábamos algunas experiencias y recuerdo que comenté cuando Paula se iniciaba en los lésbicos y era un poco tímida (Lidia, que fue la que ganó más experiencia en los últimos meses la daba consejos), Lidia comentó que Paula de tímida ya no tenía nada y pues eso, empezamos con hacerla “chillar” (que fácil se la daba), la comemos el “chichi” primero Lidia, luego yo, después ambos; Paula insiste en que jamás superaré a Lidia en ese arte, la creo, pero he ganado experiencia y eso me lo comentan siempre, jeje.
    Lo pasamos genial como siempre, haciendo ellas de amazonas, yo apretando en misionero, turnando con una y otra. Íbamos conversando, recordando, ellas decían que volvería pronto (yo sabía que seguramente sí pero muy rara vez, mi ciclo en chalet tenía que sino acabar, al menos dar un buen paréntesis, saludable para las chicas, saludable para mi cartera jaja).
    En principio fueron 45 minutos, que alargamos a 60, pero los últimos 15 solo con Lidia ya que mi pequeña tenía cita, tengo clara el rostro de Paula cuando se despidió, un poco triste (al menos es la idea que me hice, porque casi siempre uno piensa cosas que no son), bueno entre que Paula fue a pagar el extra y volver con la noticia que no podía pero Lidia sí, sufrí un bajón, bueno, yo no, el soldado, Lidia comentó que quedaba poco tiempo y que lo tenía chungo y yo “nada Sirenita, contigo mi punto débil es cuando estás a 4 y meneas cual batidora ese culete precioso, pues así lo hicimos y en breve el soldado ya estaba allí, dándolo todo, ella comentó algo como “vaya, vaya, tenías razón”, de Lidia me encantaban muchas cosas, pero lo que más era esa posición, se movía como en concurso de twerking y molaba ver el tatuaje en toda la columnda vertebral, sus miradas pícaras que hacía a intervalos y yo disfrutando cuando esparcía su sudor por toda su espalda. La explosión se dio como era de esperarse.
    Nunca voy a olvidar a Lidia, aunque mis historias exageraban lo romántico y la realidad, tenía un cariño especial hacia ella, me gustaba la buena memoria que tenía (a pesar que nos conocíamos más de 2 años, podía recordar detalles de las primeras citas), ese mismo día estuvo revisando mi culete para ver cómo se encontraba (meses antes tuve un pequeño accidente que dejó negro gran parte del culo, jaja). Gracias sirenita por hacer el gran esfuerzo y soportarme, gajes del oficio.
    Paula, como ese día las dije, mi vecinitax preferida, me encantaba, hubiéramos sido novios en otras circunstancias (y sin tanta diferencia de edad, jaja). Con ella sí que me vi a los pocos días de esta experiencia y quedamos en un griego un par de semanas después, después que nunca llegó porque siguió los pasos de sus compañeras…
    Laura, qué decir de ella, seguramente es una de las chicas más guapas con las que he estado, me encantaba su sinceridad y el empeño que lo ponía a las sesiones. Un encanto.
    Adriana (Cristina), puff, escribiría un libro de ella, una de las mujeres más interesantes y sencillas que he conocido, como la dije a Paula “me ha cambiado la vida” y eso es cierto, lo que más me jode de la huída de estas vecinitas es que no pude despedirme de Cristina, será el destino, pensaba decirle en la última cita que ya no la vería, que era muy especial como para solo tener sexo con ella. Mi pequeña Valentine!.

  3. #93
    Member Avatar de Legionario
    Fecha de ingreso
    Oct 2016
    Ubicación
    En el infierno
    Mensajes
    38

    Vuelta a casa por Navidad con Nuria y Sara

    Semana pasada, llevaba sin pasar a ver a las vecinitas más de tres meses, y decidí celebrar mi vuelta con un lesbico con estas dos diosas rubias. Creo que están de sobra descritas rubias, jóvenes, se lo pasan genial las dos y están muy compenetradas entre ellas, lo hacen todo bien,buenas conversadoras y lo mejor de ellas su simpatía. Ducha, enjuague donde nos ponemos a tono, nos besamos pasamos a la cama, nos tocamos, nos besamos todos con todos, que delicia, comienzan un francés a dos bocas, con besos entre ellas, cuando la cosa se pone dura, me enfunda Nuria y a cabalgar, como solo ella lo hace, sin control, que ganas, que ímpetu, yo mientras recibo las acometidas de Nuria, saboreo la flor de Sara y le tocó sus preciosos pechos. Tras una charla, al ataque de nuevo, francés besos,como antes y ahora le toca a Sara a cuatro, mientras saborea la flor de Nuria, comienzo suave, pero ellas mismas me piden más y más fuerte y rápido. De nuevo a la ducha con Nuria y despedida con piquitos en la puerta con las dos. Muchas besos para las dos
    Cumplirá su deber obedecera hasta morir

 

 

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •